Dibujar con témpera

Fabriano ha pensado en hacerte compañía, en este delicado momento para todos
nosotros.
Quedarse en casa es un deber de todos, pero también podemos convertirlo en un placer:
¿quién dijo que te aburres en casa?

Creemos que la fantasía puede salir de la casa y llevarnos a mundos fantásticos,
¡volvamos a estar en contacto con ella y comencemos a dibujar!
Pensamos ofrecerte tutoriales simples, uno a la semana, que te permitirán redescubrir
cosas que ya sabías pero que nunca habías estudiado en profundidad o brindarte nueva
información para expresar tu creatividad.

Estas listo? Vamos a empezar!
Comencemos con el tutorial sobre una de las técnicas de pintura más antiguas, la
témpera.

¿Sabes por qué se llama así? Porque en tiempos antiguos se "temperaban" o mezclaban
pigmentos de colores con yema de huevo o agua.



Lo que necesitas
- hoja lisa, en la que será más fácil hacer detalles
-pinceles, cuya punta puede ser de diferentes tamaños, dependiendo de los efectos que
deseas obtener en la hoja
- tubos de tempera en colores primarios amarillo, cian y magenta (blanco y negro para
variaciones de color)
-agua para limpiar los cepillos
- plano para distribuir y dosificar el temple

Para saber:
- poca agua en el pigmento -> color compacto
- mucha agua en el pigmento -> efecto similar a la acuarela, para crear pasajes
cromáticos graduales

Para obtener diferentes efectos:
Si comienza con los colores primarios amarillo, cian y magenta, para la síntesis
sustractiva puede obtener cualquier otro color mezclando dos o tres de estos pigmentos
en la paleta.

- para obtener un tono más claro -> agregar blanco
- para obtener un tinte más oscuro -> agregar negro

¡Atención! Para cambiar de un color a otro, enjuague el cepillo en el vaso de agua, que
debe cambiarse con frecuencia.

¿Estás listo para probar?

Feliz dibujo!